Ley de divorcios y rupturas matrimoniales

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

abogados de familia

Son muchas las personas que pasan a lo largo de su vida por una ruptura matrimonial, y muchas de ellas desconocen la ley que puede dar cobertura a las diferentes situaciones con respecto a las variadas circunstancias familiares que pueden existir.

De ahí la importancia de contratar a abogados de familia especializados que asesoren de manera adecuada a cada circunstancia, y más cuando hay hijos de por medio que pueden verse afectados, para ello se debe conocer las modificaciones del código civil por la que se puede tramitar el procedimiento de separación y divorcio por medio de un notario además de la tradicional vía judicial.

Existen diferentes tipos de separación o divorcio son los siguientes:

  1. Separación o divorcio de mutuo acuerdo o amistoso:
  • Si es extrajudicial ante notario, se puede realizar si no hay hijos menores no emancipados o con capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores. Es una vía rápida y económica que se puede realizar pasados tres meses de la celebración del matrimonio.
  • Judicial: basta con una presentación de la demanda del convenio para su posterior ratificación en el juzgado, además supone un abaratamiento de los costes ya que los dos miembros del divorcio son representados por el mismo procurador y un único abogado.
  1. Separación o divorcio contencioso: ocurre cuando la demanda sólo es realizada por uno de los cónyuges de este modo no existe una propuesta de convenio regulador, es un proceso más largo y costoso. Si existen hijos menores también será regulado por el Ministerio Fiscal, después el juez dictará la sentencia en la que se establecen las medidas necesarias para regir las relaciones desde ese momento entre los cónyuges.
  2. Separación o divorcio contencioso al amistoso o viceversa: si se llega a conseguir algún tipo de acuerdo durante la tramitación del procedimiento, debe comenzar a realizarse uno distinto y desde cero.

Para el caso en el que los cónyuges no llegan a un acuerdo, el juez tiene en cuenta estos aspectos para su determinación:

  • Acuerdos anteriores de los mismos.
  • Edad y estado de salud.
  • Cualificación profesional y probabilidades que tienen a acceder a un empleo.
  • Cuál ha sido la dedicación pasada y futura de la familia.
  • Colaboración con su trabajo en actividades mercantiles, industriales o profesionales.
  • Cuál ha sido la duración del matrimonio y la convivencia conyugal.
  • Si ha sufrido alguna pérdida eventual de algún derecho de pensión.
  • Cuál es su caudal y qué medios económicos además de las necesidades de uno y otro miembro del divorcio.
  • Cualquier otra circunstancia relevante para la toma de decisiones.

Los divorcios o separaciones matrimoniales es algo cotindiano en nuestra sociedad, ocurren por infinidad de motivos y tenemos que aprender a conllevarlos de la mejor manera posible. La cantidad de divorcios ha aumentado en los últimos años, y una de las causas ha sido la salida de la crisis, ya que muchas parejas han aguantado juntas por mantener unos objetivos comunes, he hecho el INE (Instituto Nacional de Estadística) comprobó en sus análisis que en el año 2015 han aumentado.

Got Something To Say:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×